martes, 27 de enero de 2009

El Quijote y yo. Lehdia Dafa

Estimado señor Cervantes,

usted verá que en la cultura de donde vengo dicen que los muertos, muertos no son. Que siempre están entre nosotros y que merecen ser respetados tanto como los que no lo son. Si ello podría ser verdad o sólo una fábula más, no me intriga descifrarlo. Lo cierto es que, por si después de esta vida tampoco nos pudiéramos conocer, me gustaría dedicarle este relato para, con su permiso, juntos celebrar el centenario del Quijote, un verdadero placer… un honor indescriptible.

Usted sabe que los hombres han divergido desde que existen en casi todas las cuestiones del ser/estar en esta vida. Bueno, vivimos en el tercer milenio ya y no acaban de ponerse de acuerdo sobre muchas cuestiones como por ejemplo cuál es el día de la semana en el que Dios descansó cuando estaba creando el mundo. Parece que es un detalle que no afecta ni en lo más mínimo a las corrientes que lo quieren globalizar todo. Seguimos por tanto como usted nos había dejado, o sea ese día sigue siendo para nosotros el viernes y para los cristianos y muchos otros el domingo.

Lehdia Dafa. Nació en 1972 en El Aaiun, antiguo Sahara Español. Doctora en medicina por la Universidad de Santa Clara, Cuba. Al regresar de Cuba trabajó en diferentes hospitales de los campamentos de refugiados saharauis. En 2004 marchó a Alemania a realizar diferentes cursos de formación y prácticas. Actualmente vive y trabaja en España. En 2005 colaboró con sus escritos en el Congreso Constituyente del grupo de poetas y escritores saharauis “Generación de la Amistad”. La revista El Rapto de Europa publicó su relato “Las estrellas de Emheriz”.